La cama-bus de los peques

Ya que a la Virtu le estoy tardando con las historias he aquí la primera: la cama-bus 🙂 No sé si os acordáis de que la habitación de los peques tiene ya su historia aunque me faltó contar por aquí la aventura de ir a buscarla a Barcelona con escala en el ikea de Zaragora para amueblarla 😉 pero eso no es el tema de hoy.

La historia de hoy es la cama para los peques para Ourense. No es que vayamos a menudo a dormir allí pero hasta ahora dormimos todos en la misma habitación: Héctor con nosotros en la cama e Inés en una cuna de viaje. Así que había que ir pensando en la independencia 😛 Aunque no había prisa, la casualidad hizo que tropezásemos con una litera que cumple con nuestras necesidades que son tener una cama para Héctor sin mayores requisitos salvo que le guste y una cama para Inés muy recogida (tipo cuna) por eso de que no se caiga (por sus problemillas). Y apareció:

La litera-bus

Y ahí véis a Héctor estrenándola 😉 ¿A qué es bonita y cumple con nuestros requisitos? 😛