Pasitos de Inés

Hace tiempo que no escribo los pequeños-grandes logros de la pequeñita de losdel4a y hoy que es un día como otro cualquiera lo voy hacer.

3 años

Inés

Para empezar, y como habréis visto en las fotos, Inés ya es más «chica». En lo físico ha mejorado mucho: su salud ha dado un «subidón» (hace meses que no tocamos pediatra por estar enferma… sólo revisiones de control), come muy bien (y empezando con los sólidos… y le gusta todo un clásico: el bocata de nocilla), su equilibrio estático ha mejorado (se mantiene de pie con muy poco apoyo), recorre toda la casa con mucha seguridad (marcha lateral o gateando… le falta un pelín para soltarse), entra y sale de su coche cuando quiere que alguien la pasee, juega en el parque en distintos aparatos (columpios, tobogán…) y seguro que muchas más cosas del día a día que me estoy saltando. En las novedades de esta semana es que sube y baja ella sola del sofá y que va también sola en los tiovivos de caballitos (¡¡¡y cómo le gusta que no quiere bajar!!!).

En lo mental también ha mejorado mucho pero es más difícil de apreciar para gente que no esté acostumbrada a iteraccionar con Inés puesto que sigue sin mirarnos mucho y «parece» que no hace caso. Aquí destaco lo que más disfruto de las novedades de Inés: sus juegos. Ya sabe jugar al «cucú»: ella misma se tapa la cabeza con el mandilón, un trapo o lo que tenga a mano y se pone toda nerviosa (riendo por debajo) mientras que yo digo «dónde estará Inés. Inés no está», y al ratito se destapa ella partiéndose de risa.

Lo de la risa es algo que siempre me ha encantado de Inés. No conozco a nadie que no haya escuchado reir a Inés y no se haya puesto a reir también: es super-contagiosa. Ahora se ríe mientras le doy el desayuno (con la consecuencia de que a veces tardamos demasiado porque se le escapa de la boca), se ríe cuando la cambio, se ríe con los juegos, se ríe cuando se baña… se ríe en casi todas las rutinas del día excepto cuando toca peinarse. Así que me paso casi todo el tiempo que estoy con ella riéndome.

Inés hace otras cositas como bailar y dar besos… y seguro que se me olvidan más habilidades… pero ahora aún estoy riéndome de pensar en el párrafo anterior de cómo se ríe Inés 😀 Creo que hacemos buena pareja: locas y felices 😉

La agenda con ella va en aumento. Aparte de la estimulación y fisioterapia semanales, ahora vamos a estimulación-musicoterapia y a la piscina. Esto sumado a las actividades de Héctor (y a las propias… que también nos las merecemos) nos da una agenda en la que no tiene cabida el aburrimiento.

Para terminar esta entrada dedicada a la gran pequeña Inés comentaros que ha pasado casi un mes desde que empecé a escribirla (recordad lo de la agenda) así que ha habido alguna novedad como que sí hemos tenido que ir una vez al pediatra por dolor de oídos (entra en la normalidad) y que aprovechando esa visita la hemos medido y pesado y otra gran y buena sorpresa: ha engordado 1,200kg en 7 meses y crecido 3 cms. Hemos llegado a los 87 cms y ya pesamos 10,5kgs. Es que está hecha una chica.

También hemos ido de vacaciones y como consecuencia hemos hecho actividades nuevas…. pero eso lo dejo para la siguiente entrada… siempre con el optimismo de que sea pronto, pero ¡nunca se sabe! 😉

¡¡ah!! y congreso de Cornelia en Málaga…. ¡¡buf!! mucho que contar… ¡hasta pronto! 😛