Mis 5 primeros meses

(Enviado por rozio el 27/8/2007 23:30:00 (396 Lecturas))

Hoooola! Soy nueva por aquí, y antes de nada voy a presentarme: soy Inés y soy miembro de «losdel4a» desde el 22 de marzo de 2007 (soy la hermanita de Héctor que creo ya conocéis). Ahora os voy a contar un poco por encima la historia (de momento poco afortunada) de mis primeros 5 meses de vida.

He «aterrizado» en el materno el 22 de marzo a las 14:05. El parto de mami fue rápido y bueno, aunque hay que decir que el que yo haya sido pequeñita ayudó bastante. Nací con 2,240 Kg, menos de 46 cm. de largo (esta medida es de los 13 días) y 30 cm. de perímetro craneal. Como véis muy pequeñita. Las aguas en las que vine estaban «sucias» y el tono de mi piel (cutis marmorata) asustó a los pediatras, así que aparte de estar en la incubadora, tuve que quedarme en el hospital 10 de los 13 días con antibiótico. Estuve a dieta y con una sonda para controlar mi alimentación. Esta sonda me la quitaron el 29 de marzo. El 31 de marzo fue un día importante porque fue el primer día que salí de la incubadora (2,340 kgs.) y me pusieron ropa. Las vías me las quitaron el 2 de abril con 2,350 kgs. El 3 de abril me detectaron un soplito en el corazón y me examinaron en cardiología (con ecos y esas cosas) y vieron que tenía una aceleración en la rama derecha pulmonar (o algo así) y arco aórtico derecho. Nada importante puesto que os adelanto que el 26 de junio cuando me revisaron fuí alta en cardiología. Este día (3 de abril) me dieron el alta con 2,395 kgs y fue la primera vez que me vistieron «de calle». Fue mi primera estancia en el hospital.

El 4 de abril me presentaron a la que iba a ser mi pediatra y mis medidas fueron: 2,440 kgs, 46 cm. de largo y 31 de perímetro craneal. El 9 de abril se me «cayó» (tropezó mami) el ombligo y aunque tuvo sus pequeñas complicaciones me ha quedado bien.

El 19 de abril: revisión de mi primer mes con 2.770 kgs, 49 de longitud y 33 de PC.

No recuerdo muy bien si fue a finales de abril o a principios de mayo, cuando tuve mi primer catarrito y «susto» para los papis, puesto que en la oscultación creyeron que tenía un ductus y estuve 3 días ingresada en el materno en estudio. Falsa alarma.

21 de mayo: revisión de 2 meses con 3.600 kgs., 51 de longitud y 34.5 de PC. Mes bastante tranquilo salvo la exofagitis por mi reflujo.

22 de junio: revisión de los 3 meses con 4.210 kgs., 53 de longitud y 35 de PC y aquí empezaron mis verdaderos problemas: tuve un estancamiento del crecimiento del perímetro craneal y me diagnosticaron microcefalia. Mi evolución psicomotora no me ayuda a tranquilizar a los papis. En este punto es cuando empiezan a estudiar mis problemillas y en una de las analíticas me sale el amonio y el ácido pirúvico alto en sangre por lo que me ingresan el 20 de julio en la UCI del materno por lo que creían un problema metabólico. En las contrapruebas no hubo confirmación de este diagnóstico así que me pasaron a la planta de lactantes con oxígeno para curarme la bronquiolitis que tenía en ese momento. El 30 de julio después de una serie de pruebas me dieron el alta. Aún sigo con mocos 🙁

1 de agosto: revisión de los 4 meses con 4.520 kgs, 56 de longitud y 36.3 de PC.

El 15 de agosto fue el primer susto de verdad: tuve una convulsión y me ingresaron de nuevo en el materno. Me hicieron una batería de pruebas para completar el estudio de la microcefalia y de momento todo bien, salvo el electroencefalograma en el que han visto un poco alteradillas mi neuronas (el foco activo de la convulsión). Espero no volver a ingresar hasta el 2 de octubre que es cuando tengo planificada mi resonancia magnética. Aprovechando este ingreso me sacaron unos cuantos mocos, pero sigo teniendo para dar y tomar (no sé de donde salen tantos).

Hoy, 27 de agosto, fuí a mi revisión de los 5 meses con 5.130 kgs., 58.5 de longitud y 37 de PC.

Mi desarrollo psicomotor no es tan bueno como cabría esperar con mi edad pero llevo una temporada muy grande enfermita y bastante tiempo ingresada que me quita las ganas de todo; además, lo importante es llegar a la meta aunque me lleve más tiempo.